Conoce algunos trucos para saber cómo animar comuniones, conseguir que los padres pasen una velada agradable y los niños no quieran olvidar este día jamás.

Cuándo llegan éstas ciertas fechas de Mayo, las comuniones aparecen tanto como las polillas que desean una luz. Son muchos los niños que desean celebrar su comunión, gran parte por todos los regalos que les hacen y las actividades que suelen llegar a hacerse.

Si estás aquí, posiblemente es que te hayan encargado algún trabajo como animador y no tengas mucha idea de qué va el tema, o mas bien, que no se te ocurre ninguna clase de idea de cómo animar comuniones.

Para nosotros cuando realizamos trabajos de animadores de comuniones en Madrid lo más importante son los peques pero no podemos descuidar a los papis. Nuestra filosofía es que todos tienen que participar siempre que quieran/puedan.

No te preocupes porque siempre hay una millonada de opciones o alternativas que puedes llegar a hacer, que al fin y al cabo te servirá como apoyo para enfrentarte a la fiesta, aprender a cómo animar comuniones.

Flores para todos y imaginación

Nada más llegar el señorito o la señorita de hacer la comunión, sería estupendo que puedas entregarles a todos los invitados, tanto pequeños como mayores, una corona de flores a todos y cada uno de ellos. El fin de éste día es que terminen por irse a su casa con una sonrisa en la boca y con unos recuerdos preciosos que no querrán borrar.

Las flores pueden ser una buena idea debido a las fechas en las que se celebran las comuniones. Puedes disfrazarte de duende o de hada y así celebrar pacíficamente la primavera, además de la comunión como toca.

Para los niños, podrías convertirte en un cuenta cuentos y para los adultos, ¿por qué no ser un buen cómico durante las comidas? En las comidas, los niños también estarán comiendo, así que siempre puedes aprovechar y soltar alguna que otra broma desde el escenario, algún que otro chiste que tenga que ver con el que toma la comunión.

Si quieres saber cómo animar comuniones, ésto es sólo una idea de tantas que pueden haber y puedas conseguir hacer que se realicen.

También, algo que se puede tener en las comidas son algunas bengalas. Seguro que a todos les encanta y les divierte la idea de encenderlas mientras toman algo de tarta y cuentas mientras tanto alguna historia.

¿Sabes cantar o tocar la flauta? Casi todos los que hemos ido al colegio, el primer instrumento que hemos aprendido a tocar es la flauta. Bueno, eso y posiblemente antes el triángulo o la pandereta para cantar villancicos en Nochebuena como toca y así ganarnos un par de chuches. El caso es que puedes conseguir muchas flautas también y tocarlas, para que los niños también te sigan tocando las respectivas flautas que les dejes. Puedes creerte el flautista de Hamelín y que ellos sean como tus ratoncitos hipnotizados… asegurando algo; la diversión, el entretenimiento y el baile.

Un rincón sólo para niños

Algo que también es bueno que sepas para saber cómo animar comuniones, es que puedes conseguir que en una parte de la sala ésten todos los peques, alejados de todos los padres. A veces los padres en las comuniones no quieren saber nada de la comunión y sólo quieren hablar o comer, discretamente, mientras que otro entretenga a sus hijos.

Si ves que el ruido de las flautas puede llegar a molestarles, siempre puedes llevar a todos los niños a un castillo hinchable donde puedas haber reunido muchísimos globos para todos, aros, pelotas para saltar y toda clase de instrumentos que sólo sirvan para disfrutar, animar comuniones y de paso, hacer un poco de deporte.